Saltar al contenido

Descubre la impresionante tecnología que implementan las placas solares

cómo funcionan las placas solares

Seguramente te ha pasado que miras el techo de los hogares y hay placas fotovoltaicas coronando la superficie. Los paneles solares están ganando terreno y cada vez más personas apuestan por una opción limpia, renovable y sostenible para alimentar de energía sus hogares.

Sin embargo, ¿cómo funcionan los módulos fotovoltaicos? ¿Cuál es la tecnología que implementan las placas solares? ¿Cómo son capaces unos simples paneles de generar electricidad?

Esas, y más preguntas relacionadas con esta forma de energía renovable, serán respondidas a continuación. Te invitamos a que continúes leyendo.

Tecnología que implementan las placas solares

Las placas solares son módulos que absorben la energía de los rayos solares y la transforman en electricidad. Ese es el principio básico y fundamental.

No obstante, ¿qué hay detrás de los paneles? ¿Cuál es la tecnología que implementa?

tecnología que implementan las placas solares

Para eso tenemos que mirar el material que utilizan las placas: el silicio cristalino. El 90% de los módulos solares que se comercia en el planeta está elaborado de silicio cristalino, una partícula fina producida a partir de un recurso natural casi inagotable, el cuarzo de granito, que posee propiedades semiconductoras.

A su vez, las placas solares se componen de muchas células fotovoltaicas pequeñas intercaladas con propiedades electrónicas que permite que los fotones, arraigadas en las partículas de luz del sol, liberen electrones de los átomos y generen flujo de electricidad.

Cada capa de las células tiene diferentes propiedades electrónicas. Estas se energizan cuando son golpeadas por los fotones de la luz solar y crean un campo eléctrico, que es lo que genera la corriente para producir electricidad.

Los paneles generan un flujo eléctrico constante que pasa a través de un inversor para transformarlo en corriente alterna, la cual se utiliza para alimentar los aparatos eléctricos en los hogares, como la calefacción, el congelador, la cocina y más.

Ese es, básicamente, el secreto detrás de la tecnología de las placas solares: material semiconductor casi inagotable con propiedades electrónicas capaz de crear un efecto fotoeléctrico que, después de pasar por un inversor, genera corriente eléctrica.

¿Cómo funcionan las placas solares?

Cada vez más personas utilizan las placas solares en sus hogares. La demanda de instalador placas solares Madrid está en aumento. Pero, ¿cómo funcionan realmente estos módulos? Aquí una explicación sencilla de la tecnología detrás de las placas solares.

  • La luz del sol, que está cargada de fotones, golpea las placas solares
  • Las células fotovoltaicas, elaboradas de silicio cristalino con propiedades semiconductoras, crean un campo eléctrico a partir de los átomos que liberan los electrones.
  • La electricidad generada en el campo eléctrico fluye a los bordes de los paneles mediante un cable conductor.
  • La energía pasa a un inversor, que se encarga de transformar electricidad de CC a CA, que es la que utilizan los hogares.
  • Otro cable transporta la electricidad CA hasta el panel eléctrico que distribuye la energía por toda la casa y alimenta los equipos que funcionan con electricidad.

Tipos de tecnologías de placas solares

Las placas solares han evolucionado a lo largo de los años. Han sabido usar inteligentemente el silicio para crear módulos fotovoltaicos cada vez más eficientes.

Por tanto, existen diferentes tecnologías de placas solares. Unas mejores que otras. Estas son: monocristalino, policristalino y amorfo.

La tecnología monocristalina es la más extendida de todas. Se basa en la incorporación de células de silicio monocristalino. Es el panel que ofrece mejores prestaciones. Las láminas son obleas y aprovechan de manera eficiente la energía solar.

tecnología de los paneles solares

La tecnología policristalina es la segunda más extendida. Emplea cristales mixtos de silicio para generar un campo eléctrico en las láminas. Es bueno en las zonas soleadas puesto que saca el máximo potencial de los fotones almacenados en la luz del sol. Tienen forma cuadrada.

La tecnología amorfa tiene una capa de silicio vaporizado en una superficie de polipropeno, vidrio o acero. Es la menos eficiente de todas, pero si la más flexible. Puede usarse de manera individual para alimentar dispositivos de bajo consumo.