Saltar al contenido

Mecanizado para aluminio: todo lo que necesitas saber

Mecanizado para aluminio

El aluminio es uno de los materiales metálicos más abundantes del planeta. Se utiliza para un sinfín de procesos industriales gracias a sus características: es maleable, de baja densidad, resistente y se puede trabajar fácilmente.

No nos sorprende que, para el mecanizado, sea el favorito de los ingenieros. Es una dicha trabajar con él. Pero, ¿qué es un mecanizado para aluminio? ¿Cuál es el proceso? ¿Qué ventajas tiene el aluminio?

Esas, y más preguntas, serán respondidas en la siguiente publicación. Si estás relacionado con el mundo del mecanizado, y quieres fabricar mejores piezas, recomendamos contar con aliados de alta calidad Daser, que tiene una extensa trayectoria en el ámbito de la maquinaria.

¿Qué es el mecanizado para aluminio?

Para entender qué es el mecanizado para aluminio, primero hay que explicar cómo funciona el mecanizado. Es un método de elaboración de piezas que consiste en eliminar el material sobrante a través de técnicas de arranque de viruta o de abrasión, para darle las formas deseadas. Esta técnica es usada con distintos materiales, como la madera, el plástico y por supuesto, el metal.

mecanizado CNC

El mecanizado para aluminio es la transformación de piezas sustractivas a partir de aleaciones de metal de aluminio. Para la elaboración se utiliza una máquina CNC que es capaz de trabajar con diferentes grados de aluminio.

Este proceso es usado en diferentes industrias. Las más comunes son las aeroespaciales, automotriz y ferroviario.

Características del mecanizado de aluminio

En cualquier proceso industrial, el aluminio es indispensable. Es básico en cualquier taller que se dedique al mecanizado y la fabricación de piezas.

La razón es sencilla: es uno de los materiales más mecanizables que existen. Puede procesarse en maquinarias CNC de forma rápida, eficiente y sin tantas complicaciones.

Además, es liviano. No pesado mucho, a diferencia de otros materiales. También es suave, algo que las máquinas agradecen. Puede moldearse a placer. Adquiere diferentes formas, lo que es perfecto para las operaciones de fabricación de herramientas.

Tipos de aluminios para mecanizados

Si bien el aluminio, como hemos hablado a lo largo del artículo, es ideal para mecanizarlo, no todos los grados tienen la misma compatibilidad. Algunas son pegajosas, otras más duras, lo que se convierte en una pesadilla para los operadores de las máquinas.

Los aluminios compatibles para procesos de mecanizado son:

  • Aluminio 2024
  • Aluminio 7075
  • Aluminio 6061

Estas tres aleaciones son perfectas por sus características y propiedades. Pueden cortarse y moldearse. Además, son livianos en comparación con otros grados del metal.

Proceso de mecanizado de aluminio

El mecanizado de aluminio involucra una serie de procesos. Dependerá de los operadores, las máquinas y otros parámetros cuál procedimiento se usará. Los más comunes son el fresado, torneado y taladrado. Se emplean estos métodos para fabricar piezas dándoles formas y eliminando el material restante de manera cuidadosa. También hay otras técnicas y tecnologías, como el fresado y torneado vertical, horizontal y por descarga eléctrica. Solo puede hacerse en talleres especializados.

aluminio para mecanizado

Ventajas del mecanizado para aluminio

Algunos de los beneficios del aluminio como material de mecanizado ya lo hemos mencionado. Sin embargo, vale la pena repasar cada una de las ventajas del aluminio para mecanizado:

  • Resistente al peso. El aluminio es liviano. Una cualidad fundamental para mecanizar piezas en los talleres.
  • Es rentable. En términos de inversión, el aluminio es excelente como material mecanizado. Se aprovecha al máximo la materia prima disponible.
  • Resistente a la corrosión. El aluminio es resistente a la corrosión en diferentes grados. Los grados que mencionamos anteriormente, como el 6061, son resistentes a la corrosión, siendo ideal para estos procesos.
  • Conductor eléctrico. Otra de las ventajas del aluminio es que un gran conductor eléctrico; adecuado para mecanizar con componentes eléctricos y electrónicos de mecanizado.